Queso de Mahón, Menorca

Un queso muy especial

Si vamos a hablar de uno de los mejores queso creado a base de leche de vaca, sin ningún lugar a dudas debemos detenernos y hablar de queso de Mahón. Es uno de los mejores acompañantes que podría existir para tenerlo en la mesa. Se trata de un queso de pasta prensada elaborado con leche cruda, lo cual da una textura y consistencia bastante característica. Su forma lo identifica junto con las aristas redondeadas. Esto gracias a los moldes en los cuales se utilizan para hacer su elaboración.

En Menorca, este queso por lo tanto, es un producto destacado en su gastronomía. En gran parte, y desde hace muchos años, gracias a su sabor tan cremoso característico. Se elabora en la isla de Menorca utilizando leche de vaca, la cual se cuaja a una temperatura baja. Al igual que muchos otro tipos de queso, el queso de mahón también es salado por inmersión, es decir, introducido en salmuera (agua y sal). Se cura en cámaras según las costumbres tradicionales en cuanto a humedad y temperatura.

Su elaboración procede de tradiciones ancestrales, y acabó siendo uno de los pilares básicos de la historia y tradición gastronómica como ganadera de Menorca. En la actualidad, se mezclan partes de la nueva tecnología y el componente tradicional. Con ello se logra conseguir crear este queso tan importante en la región, y que se mantiene como un favorito entre el resto de quesos españoles.

El queso de Mahón en la historia

En diferentes espacios arqueológicos de la isla se han encontrado piezas de cerámica datadas sobre el año 3000 a. C., algo muy difícil de encontrar en otras zonas pobladas, estas podrían haber sido usadas como utensilios por los ganaderos para la elaboración del queso de la región.

Todo ello nos indica no solo una fecha aproximada de elaboración del queso para el hombre, sino además una tradición muy duradera; sin embargo es bien sabido que los griegos y los cartagineses ya conocían, consumían y de hecho apreciaban bastante los quesos elaborados en Menorca como centro comercial de las antiguas caravanas mercantes que viajaban por toda Europa.

Además se han detectado además escritos árabes del año 1000 que hacen ya referencia a las importantes producciones de quesos, vinos y carnes en Menorca, estos importantes descubrimientos deja ver bastante claro la importancia de este queso en toda la región, como fuente nutricional y como un atractivo turístico.

La historia del queso de Mahón

Los archivos de la corona de Aragón, en los siglos XV y XVI ya destacan la ganadería de Menorca y del queso de Mahón. Fué ya entonces considerado como uno de los más viejos en el país.

El auge del comercio con los quesos de Menorca creció de tal forma, que ya en el siglo XVIII había cuatro barcos dedicados solamente para transporte de queso. S realizaban rutas importates, como desde el puerto de Mahón hasta Génova y otros lugares importantes del Mediterráneo occidental.

La ruta comercial poco a poco cogió fama e importancia. En los lugares donde se comercializaba el queso, llegó a conocerse como “queso procedente del puerto de Mahón”. Finalmente y de forma mas breve, pasó a solo ser llamad queso de Mahón. Esto fué así gracias a su procedencia, aunque se hubiera elaborado en Mercada, Ciudadela, Alajor o cualquier otro lugar de la isla.